El sábado 31 de marzo entre las 20.30 y las 21.30 horas la Fundación Vida Silvestre Argentina y WWF convocan a individuos, empresas y gobiernos a apagar las luces por una hora en una acción simbólica contra el cambio climático.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=s4lthdaGpLk[/youtube]

En la edición 2011, La Hora del Planeta recibió el apoyo de 116 compañías multinacionales en todo el mundo. En Argentina, más de 100 empresas participaron de esta iniciativa apagando las luces de sus edificios y cartelería, e invitando a sus empleados, clientes y proveedores a sumarse a la convocatoria, entre otras acciones.

El evento central de la Ciudad de Buenos Aires en este 2012 se realizará el 31 de marzo en el Planetario con un gran artista sorpresa. Por eso, ese día esperamos que todos puedan apagar las luces en su casa y los esperamos en el Planetario con un recital sorpresa iluminado en su totalidad por luces LEDs, por lo que se consumirá apenas un 10% de la energía que se utilizaría en cualquier otro evento.

Hasta el momento, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, La Plata (Buenos Aires), Rosario (Santa Fe), Gualeguaychú (Entre Ríos), San Miguel de Tucumán, Simoca (Tucumán), San Francisco de Monte de Oro (San Luis), General Alvarado (Buenos Aires), Malargüe (Mendoza), Olavarría (Buenos Aires) y Dean Funes (Córdoba) confirmaron su adhesión.

La Hora del Planeta busca lograr un compromiso para encontrar soluciones al cambio climático, demostrando que juntos, cada uno de nosotros puede dar una señal positiva para hacerle frente al calentamiento global. Surgió en Sydney, Australia, durante el año 2007 y convocó a dos millones de personas. Cuatro años después, en 2011, participaron más de 130 países, 5000 ciudades y se apagaron más de 1700 edificios emblemáticos en todo el mundo. En la Argentina, se apagaron 19 ciudades y más de 10.000 personas asistieron al evento en el Obelisco

Acerca de La Hora del Planeta
La Hora del Planeta busca lograr un compromiso para encontrar soluciones al cambio climático, demostrando que juntos, cada uno de nosotros puede dar una señal positiva para hacerle frente al calentamiento global. Surgió en Sydney, Australia, durante el año 2007 y convocó a dos millones de personas.

Solo tienen que apagar la luz, no es mucho esfuerzo.

Batisaludos